El morado empezó a imponerse en las pasarelas en el 2014 y en el 2015, la tendencia se ha extendido más allá de la moda para abarcar también el maquillaje donde se impone en tonalidades púrpura, índigo y violeta.
La empresa Pantone, considerada la autoridad global del color, anunció a principios de este año que el Orquídea Radiante, un tono de la gama de los púrpuras o morados, fue el elegido por ellos para adornar vestuario, maquillaje, accesorios y demás artículos del año.

El púrpura hace una buena mezcla con tonos hermanos como el lavanda, el morado oscuro y los tonos rosados. Es muy fácil de combinar y va con cualquier tono de piel. En Panamá, tenemos además un tono de morado llamado “Nazareno” en alusión a la túnica del Cristo Negro de Portobelo.

Este color es muy utilizado por los psiquiatras como ayuda para calmar y tranquilizar a los pacientes que sufren problemas mentales y nerviosos.

Además el morado es el color del encantamiento y no en balde las mayorías de las hadas son dibujadas con tonalidades que van desde el lila hasta el violeta más profundo. Sin embargo, en el ambiente laboral, al vestirse de este color, puedes proyectar individualismo lo que no te conviene si trabajas en grupo.

Tips, Consejos e Información en el Blog de Tania Hyman Ir al Blog

Tweets de Tania